Ocupando la calle para la vida

 

Volante repartido por el grupo ACCIÓN DIRECTA en la Plaza San Martín e inmediaciones en el marco de la Manifestación Global del 15 de Octubre

 

Estamos en una guerra constante con los amos del sistema capitalista, que han destrozado este planeta y vienen haciendo lo mismo con nuestras vidas, entregándonos alimentos inservibles, educación mediocre, información parcializada, y sobre todas esas cosas vienen desde hace muchos años jugando con nuestro dinero. L@s dueñ@s del poder (banquer@s, curas, gobernantes, intelectuales serviles y militares) se cuidan entre sí y protegen a su dios todo poderoso “El Dinero”, y no dudan en cometer crímenes, y estafas para que su sistema se mantenga dominante. En el círculo del poder participan los dominados, los sumisos que organizan protestas una vez al año, cuando sus cuadros dirigentes les dan la orden de reclamar,  cuando sus autoridades ahora socialistas y nacionalistas convocan a “plantones simbólicos y pacíficos” para medir sus egos y reafirmarse entre ellos, salir en la foto, justificar el financiamiento de su ONG, tomarse un trago y regresar a la sociedad de consumo con una lavada de conciencia neo hippie.

L@s dueñ@s del poder dicen que el Perú enfrenta uno de sus mejores momentos económicos, donde muchas personas acceden a tarjetas de crédito a pesar de no poder cubrir sus necesidades básicas con el sueldo de miseria que se recibe a costa de más de 10 horas de trabajo. Ahora te presentan la ilusión de la casa propia, que no nunca será tuya, tendrás que pagar abusivas tasas de interés durante más de 20 años a los bancos.

Dicen que el Perú enfrenta uno de sus mejores momentos económicos, porque la clase política puede reunirse en sus oficinas lujosas a negociar como vender la naturaleza (gas, agua, petróleo, amazonia)  y dejar a las poblaciones tiradas a su suerte, con ríos contaminados, aire irrespirable, tierra infértil, animales intoxicados.

Dicen que el Perú enfrenta uno de sus mejores momentos económicos, pero seguimos muriendo en los hospitales (si llegamos a conseguir una cita luego de 2 meses) por la pésima gestión de las autoridades y la total negligencia de los cuerpos médicos, esclavos de las empresas farmacéuticas que experimentan en los enfermos del tercer mundo sus nuevos productos.

Dicen que el Perú enfrenta uno de sus mejores momentos económicos, mientras  que millones de trabajadores no tienen ningún derecho laboral, ni oportunidad de organizarse bajo amenaza de despido. Esta bonanza es a costa del subempleo y el empleo temporal de millones de obrer@s que cada día vive en la angustia y la incertidumbre.

Dicen que el Perú enfrenta uno de sus mejores momentos económicos, y esta es una de las historias que nos venden de los medios de comunicación que desinforman y aturden a la población con basura, y escándalos.

En este país llevamos largo tiempo ocupando los espacios públicos para vivir, trabajar y protestar, los asentamientos humanos, el comercio ambulatorio, y las movilizaciones callejeras las conocemos antes mucho antes que las protestas en España o Wall Street, hoy no se inicia nada nuevo, hoy se continua ese largo proceso en la construcción de la sociedad libertaria, sin amos ni desposeídos.

La plaza siempre fue nuestra y estuvimos ahí, encarnados en los indeseables que odia l@s alcaldes,  en los niños sin hogar, en las putas y travestis de la vereda, en los cómicos callejeros, en el lustrabotas, en la señora que vende cigarrillos, en las mil caras que han tratado de esconder para vender la idea de una ciudad ordenada, limpia, turística y perfecta pero no pudieron hacerlo, no moverán hoy pero regresaremos mañana.

No tenemos una receta para cambiar al mundo, ni sabemos si de algo sirva cambiarlo si no cambiamos primero nuestras prácticas y formas de desarrollar la vida. Podemos sugerir ideas, tener respeto por cada voz, exponer con sinceridad nuestros intereses, respetar los acuerdos de la asamblea, vernos de igual a igual entre nuestras diferencias, considerar que cada individuo lleva un mundo propio y una demanda propia que puede convertirse en demanda colectiva, podemos pasar de la reflexión a la acción, que para eso nos encontramos ahora, para la acción sobre el llanto y la queja. Si alguien tiene un problema vamos ahora a resolverlo y si no es posible resolverlo, vamos a demostrarle a los poderosos que somos muchos y estamos en todos lados.

 

volante15O-curva2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s