La Municipalidad Metropolitana de Lima y l@s obrer@s de Relima: Tercerización, enfermedades laborales e imposturas izquierdistas

Al revisar la web de Relima Ambeintal S.A. uno se topa con todo tipo condecoraciones: Certificaciones técnicas (ISO 9001 2008), premios a la innovación y reconocimientos entregados por El Comercio – debido a las “buenas prácticas y políticas de recursos humanos”, señalan . Parecieran ser las garantías de una empresa candidata a modelo de un capitalismo con rostro humano y  nobles preocupaciones por el medio ambiente, acorde a   las demandas de este nuevo siglo.

Pero esto no es nada más que una muestra de utilería virtual y un espectáculo de hipocresía. Lo indican las demandas de l@s trabajador@s desde hace unos años, sus movilizaciones, así como la Huelga General del  8 y 9 de Agosto y una última anunciada para fines del mismo mes. Los motivos: aumentos mínimos de salarios acorde al alza del costo de vida y tener condiciones de trabajo que no sean un peligro para sus vidas.

Acción Directa  entrevistó a trabajador@s miembros del sindicato, quienes nos explicaron sus demandas y las condiciones en la que trabajan l@s 1400 trabajador@s (650 de ellos sindicalizad@s): Edgar Retuerto, Secretario General señaló:  “Como primer problema tenemos el tema de la salud [..]  el 80% de la empresa lo conforman mujeres: madres solteras que cuidan a sus hijos; muchas de ellas son ya mayores. Sufren de enfermedades músculo-esqueléticas, enfermedades lumbálgicas, enfermedades en la espalda. Inclusive hay casos de tuberculosis (TBC)…porque este tipo de trabajo demanda mucho esfuerzo físico. Se barren quilómetros de calles. Cada una de ellas barre de 2,5 a 3 Km por día. Cada trabajador levanta de 20 a 22 toneladas de basura diaria.

   ”A parte, tenemos el problema de la contaminación y el problema de los residuos: en la basura encontramos cualquier cosa, las peores cosas. Inimaginables. Y esto afecta inevitablemente a la salud. Una mala alimentación, una mala nutrición- por el poco salario que perciben los trabajadores – lleva a que enfermedades como la TBC se adquieran. Y las enfermedades llamadas “profesionales” (lumbalgia, musculares, dolores de espalda, etc) son enfermedades que te llevan a una muerte lenta. La empresa no se preocupa por éstas. Enfermedades que se han hecho visibles ahora […] Antes no se hablaba aquí de TBC, no se hablaba de enfermedades músculo esqueléticas. Ahora sabemos que son males persistentes en Relima, aunque la empresa se escandalice y diga que no es así. Tenemos cuadros realmente tristes de estas enfermedades, sin que exista una solución.

”Otro problema es el de los salarios. Un trabajador por venir acá diariamente – hemos sacado un cálculo – gasta hasta de 20 a 22 soles diarios. Pasajes, almuerzos, comida que compra en la calle, porque es imposible que un trabajador que trabaja en las calles  lleve su comida en su tacho de basura – eso sería totalmente inhumano. ¿Qué hace el trabajador? Para evitar problemas, compra comida en la calle. Un promedio de gasto de 20 a 22 soles. ¿Cuánto ganan diario?  S/. 25 soles diario. Tres soles le quedan para la educación de sus hijos, para darles de comer, para tener diversión con ellos. [..] Los trabajadores contratados (de barrido), Los compañeros recolectores, que levantan la basura por toneladas, trabajan más de 8 horas…hasta 12 o 15, dependiendo, porque va en proporción a la población; mientras más población, más basura y cada año la población va aumentando y, por ende, la basura también va aumentando. Y tenemos el mismo personal con los mismos camiones que le envían, cada año la basura va aumentando. Y no hay tres horarios, sino solamente dos (mañana y noche)” (Edgar Retuerto Gómez, Secretario General del Sindicato de Relima)

No es un asunto de privados

La historia de Relima comienza en la segunda mitad de los noventas, cuando inicia el proceso tercerización de la limpieza y los servicios de ornato público que brindaban los municipios; acorde a los nuevos tiempos de liberalización de la economía, eliminación de antiguos derechos alcanzados por las batallas de l@s trabajador@s  y  la precarización de las condiciones laborales que trajo consigo aquella reestructuración del Capitalismo, a nivel mundial, que llamaron “neoliberalismo” y que se implementó en esta región con el fujimorismo.

Desde aquellos años l@s trabajador@s que limpian y dan mantenimiento a las calles del Cercado de Lima – y, posteriormente, San Isidro y Miraflores – son contratados por Relima (de capitales brasileños) para realizar labores con uniformes estampados con el logo de Municipalidad Metropolitana de Lima, pero ante los cuales ésta se siente sin ninguna responsabilidad ya que, según el artificio jurídico respectivo, “no existiría un vínculo laboral directo”. En la actualidad, con una nueva gestión que se considera progresista y de izquierdas en la MML, se continúa bajo esta modalidad aduciendo la imposibilidad de romper “candados legales” aprobados por la gestión del ex-alcalde Castañeda Lossio.

Sin embargo, habría que agregar que Relima no es la única responsable ante este panorama. También lo es la Municipalidad Metropolitana de Lima – así como las de San Isidro y Miraflores – pues, contrariamente al desentendimiento mostrado y las declaraciones emitidas por sus funcionarios (entre ellos la misma Alcaldesa Villarán y los 4 regidores electos por el partido “izquierdista y libertario” Tierra y Libertad encabezados por la regidora Mariza Glave), este caso no sería únicamente un problema entre la empresa tercerizadora y l@s trabajador@s – “un asunto de privados”, como les manifestaron a los dirigentes – sino una situación que involucra a las Municipalidades no solamente en términos éticos, sino incluso legales pues hasta la Ley de Tercerización (2008) les atribuiría una “responsabilidad solidaria”.

Ante esto, no cabrían respuestas tan frías y tecnócratas como lo emitido por la regidora Glave: “Si antes era difícil comunicarse con ella, ahora lo es peor […] hasta ahora no se ha pronunciado directamente… nos dijo que ella no puede. Si pone en la balanza a lo que son cinco millones de contribuyentes y lo que son 1500 trabajadores de gestión pública, ella prefiere…Lo dijo claramente y yo estuve presente ahí” (Entrevista Sec. General).

L@s trabajador@s piden que estos funcionarios – quienes apenas el año pasado, en plena campaña electoral, se acercaron gustosos a escuchar sus demandas y prometer soluciones  –  declaren al menos públicamente su apoyo y ejerzan alguna presión a la empresa. Que así como la Alcaldesa Villarán, hace unos meses, recibió y condecoró a la actriz mexicana conocida como “La Chilindrina”, los reciba también a ellos. Que así como se apoyan las demandas del movimiento LGTB, también se promueva la “inclusión” y combata la exclusión y explotación dentro de la propia casa.

¿Alianzas políticas o  solidaridad de clase?

Por si todo esto no fuera suficiente, los trabajadores no solo se vieron desatendidos por la izquierda de salón municipal, sino, además,  denuncian el haber recibido poco o nulo apoyo de la CGTP  para la cobertura y difusión en prensa y televisión de la marcha y Huelga General del 8 y 9 de Agosto. De los 45 dirigentes nacionales, solo uno los apoyó. Al parecer, el Secretario General de la CGTP, Mario Huamán, prefirió no incomodar a sus aliados políticos tras la firma del “Acuerdo por Lima” (Julio, 2011) – promovido por la MML y  en respaldo público a la gestión de la Villarán – que ser fiel al principio de unidad y solidaridad de clase que dice propugnar  la CGTP bajo el “sindicalismo clasista”.

Desde estas líneas y trincheras solo podemos recomendar a los compañer@s de Relima no esperar gran cosa- ¡nada! – de las burocracias sindicales o de las dulces promesas de partidos y políticos, por más que éstos se presenten con imposturas izquierdistas. Si es que la empresa decidió atender una de las demandas y aumentar algunos soles – ¡una pequeña y gran victoria! -, fue porque la acción directa a través de la movilización y la Huelga General los afectó y asustó realmente.

¡Límpiate de entusiasmos los ojos! A confiar en las propias fuerzas y en la solidaridad de l@s trabajador@s que no se resignan a pactar con los poderes y someter sus vidas                                                      de a pocos, pues, como decía una vieja consigna de la Asociación Internacional de Trabajadores (1864): la emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los trabajadores mismos.

 

Martín Escobero de Malambo

*Artículo publicado en el Nº 3 del Periódico Acción Directa: www.periodicoacciondirecta.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s