A un año del desastre petrolero en el Golfo de México

El 20 de abril de 2010, la plataforma de perforación Deepwater Horizon, que BP arrendaba a la firma suiza Transocean, explotó frente a las costas del sudoriental estado estadounidense de Louisiana, y dos días más tarde se hundió.

El pozo pudo sellarse apenas en julio. Para entonces ya se habían derramado casi cinco millones de barriles de petróleo de 159 litros cada uno y por lo menos cerca de 7,2 millones de litros de dispersantes químicos tóxicos en aguas del Golfo de México.

Sigue leyendo

Anuncios