DESASTRE PETROLERO EN EL RÍO CHAMBIRA

Los derrames de petróleo en los ríos de Loreto, norte de la Amazonía peruana – y la contaminación que traen consigo – tienen una larga historia de cuarenta años bajo responsabilidad de diversas empresas, el Estado peruano y, en los 10 últimos años, la corporación argentina PLUSPETROL NORTE S.A.
Al reciente derrame ocurrido en Junio del 2010, donde se vertieron en el río Marañón más de 300 barriles de crudo, le ha seguido este último derrame en el Río Chambira, afluente del Marañón, ocurrido el 16 de enero del 2011, donde se han terminado derramando más de 400 barriles a pocos metros del río.
La empresa elude responsabilidades señalando que el vertido no ha sido en el río, pero no quiere tener en cuenta que la zona del derrame es un humedal, donde el crudo vertido y los químicos utilizados para la limpieza terminan filtrándose al río.
Mientras que las poblaciones ribereñas afectadas directamente (etnias kukama y urarina, grupos humanos para quienes lo ríos ocupan un lugar importante en sus cosmovisiones) continúan viendo cómo cada vez más se enferman sus seres queridos como consecuencia de la continua acumulación de metales pesados (plomo, cadmio, etc ) en las aguas de los ríos y su principal actividad, la pesca, va siendo transformada al desaparecer los peces y otras especies que antes abundaban en los ríos, y que han hecho considerar al Amazonas como una de las zonas más ricas en biodiversidad.