Continúa la contaminación petrolera en la Amazonía

 

 

Comunidades rompen diálogo con transnacional por derrames de petróleo

Dos comunidades shipibo indígenas radicadas en nuestra Amazoníarompieron negociaciones con la transnacional Maple Gas Corporation del Perú SRL., debido a las repercusiones sanitarias que, desde su punto de vista, se han producido tras seis derrames de petróleo en su territorio durante los últimos tres años.

Como se recuerda, aproximadamente un mes atrás se denunció que más de 30 integrantes de las comunidades tuvieron que limpiar un derrame de petróleo, usando sus propias manos y sin ningún tipo de protección, como demuestra el presente video.

El 10 de julio ruptura del gasoducto en el bloque de petróleo de Maple Energy, 31-E, 75 kilómetros al norte de la ciudad de Pucallpa, derramó petróleo crudo en el Río Mashiria, un afluente del Ucayali.

“Maple ha negado los problemas de contaminación y la enfermedad resultante de sus operaciones en nuestra tierra y se negó nuestra solicitud de recuperación ambiental y tratamiento médico”, afirmó Raúl Tuesta, dirigente de la comunidad Shipibo de Nuevo Sucre.

De acuerdo al portal internacional ww4report.com , las dos comunidades habían solicitado Maple Energy cubrir los estudios para determinar el nivel de contaminación y los problemas de salud que afectan a miembros de la comunidad, incluidos los niños. Además, se les pidió responsabilizarse por el agua potable y los alimentos que se iban a consumir hasta que se pueda garantizar que eran aptos para el consumo humano. La empresa rechazó las tres solicitudes.

“La terminación de las negociaciones se produce apenas un mes después de la muerte de Luis Saldaña, un residente de Nuevo Sucre que sufrió dolor de estómago después de verse obligado por Maple para ayudar en la limpieza de un derrame de petróleo de Maple en abril de 2009 sin ningún tipo de equipo de protección, “, dijo el abogado encargado de la asesoría a las mencionadas comunidades.

Fuente: http://www.larepublica.pe/06-09-2011/comunidades-rompen-dialogo-con-transnacional-por-derrames-de-petroleo

Anuncios

El Desembarco de la modernidad. La sombra de Repsol Ypf en Nuevo Mundo (Bajo Urubamba)

Por  Marc Gavaldà /Alerta Amazónica (1)

27 de agosto, 2011.- El pasado 23 de agosto en Lima el Congreso peruano aprobó la histórica Ley de Consulta que obliga a una amplia y seria consulta a los pueblos indígenas antes de concesionar cualquier territorio a compañías extractivas. Esta anhelada norma pondría fin a una larga historia de malinterpretaciones, engaños y manejos en las “Consultas” que hasta ahora han realizado las compañías petroleras entre los pueblos amazónicos. Analizar los procesos consultivos que han habido hasta el momento, caracterizados por débiles sustentos en cuanto a información, participación y cumplimiento, arrojaría al Viceministerio de Interculturalidad – organismo fiscalizador del cumplimiento de la ley entrante – grandes pruebas de su validez y vigencia.

Sigue leyendo

Río Urubamba, hidrovía petrolera. Los ríos amazónicos convertidos en servidumbre


Barco Peter Ronna. Galería de imagen de Camisea Pluspetrol

“Cuando el último animal haya sido asesinado, el último árbol derribado, 

el último río envenenado…..te darás cuenta que el dinero no se come.”

Los compañeros de Alerta Amazónica nos envían este artículo sobre los impactos de la ruta petrolera en el Río Urubamba para los pueblos originarios, comunidades ribereñas y los ecosistemas. Impactos que no suelen tomarse en cuenta y, en el mejor de los casos, son infravalorados al asignárseles una valoración monetaria ficticia pues quien puede decidir ¿cuánto vale un río o un ecosistema?

– Este artículo tiene por objetivo la consideración del transporte fluvial de las petroleras como uno de estos impactos ignorados o, como máximo, arrinconado en el apartado de impactos indirectos.

Por Marc Gavaldà

Kaos en la Red, 30 de julio, 2011.- La valoración de los impactos de la actividad hidrocarburífera en la Amazonía puede concluir en resultados tan dispares como lo son las posiciones de sus emisores. Desde las compañías petroleras – las autoras de los impactos- así como su entramado de consultoras e instituciones clientelares, se tenderá a relativizar la afectación de sus actividades, minimizando- ignorando si pueden- o externalizando los impactos.

Frente a ese discurso absolucionista, las comunidades amazónicas – las receptoras de los impactos- responden con débiles quejas que frecuentemente se traducen en demandas de compensación.

Sigue leyendo